miércoles, 7 de mayo de 2008

PROCEDIMIENTO BÁSICO PARA EL ESTUDIO DEL TRABAJO

Para realizar el estudio del trabajo se deben recorrer las siguientes etapas fundamentales:

1. Seleccionar el trabajo o proceso que se ha de estudiar

2. Registrar o recolectar todos los datos relevantes acerca de la tarea o proceso, utilizando las técnicas más apropiadas y disponiendo los datos en la forma más cómoda para analizarlos.

3. Examinar los hechos registrados con espíritu crítico, preguntándose si se justifica lo que se hace, según el propósito de la actividad; el lugar donde se lleva a cabo; el orden en que se ejecuta; quién la ejecuta, y los medios empleados.

4. Establecer el método más económico, teniendo en cuenta todas las circunstancias y utilizando las diversas técnicas de gestión así como los aportes de directivos, supervisores, trabajadores y otros especialistas, cuyos enfoques deben analizarse y discutirse.

5. Evaluar los resultados obtenidos con el nuevo método en comparación con la cantidad de trabajo necesaria y establecer un tiempo tipo.

6. Definir el nuevo método y el tiempo correspondiente y presentar dicho método, ya sea verbalmente o por escrito, a todas las personas a quienes concierne, utilizando demostraciones.

7. Implantar el nuevo método, formando a las personas interesadas, como practica general acepta con el tiempo fijado.

8. Controlar la aplicación de la nueva norma siguiendo los resultados obtenidos y comparándolos con los objetivos.

Las etapas 1, 2 y 3 son inevitables, ya se emplee la técnica del estudio de métodos o la medición del trabajo: la etapa 4 forma parte del estudio de métodos corriente, mientras que la etapa 5 exige la medición del trabajo. Es posible que, después de un cierto tiempo, el nuevo método requiera una modificación, en cuyo caso se reexaminaría siguiendo la secuencia anterior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada