domingo, 19 de febrero de 2017

RECURSOS DE ATENCIÓN (III)

Una extensión de los modos de atención a múltiples recursos se relaciona con la medida de la carga de trabajo mental o las demandas que se le imponen al procesador de información del ser humano. Una defi nición utiliza la relación de los recursos que se requieren y los recursos disponibles, donde el tiempo es uno de los más importantes entre la gran cantidad de recursos que se necesitan.
En los ejemplos que se mencionaron anteriormente, el ensamblado simple puede ser una tarea que consuma mucho tiempo, pero no demanda en particular recursos cognitivos. Por otro lado, el control del tráfi co aéreo, en horas pico, puede ser una tarea muy demandante. En realidad, puede ser muy difícil cuantifi car las demandas impuestas al operador. Algunos de los métodos que se utilizan para cuantifi carlas son las siguientes:

■ Las medidas de la tarea principal pueden ser el tiempo que se requiere para llevar a cabo la tarea dividido entre el tiempo total disponible, o el número de artículos terminados por unidad de tiempo. El problema de este método es que el tiempo compartido de algunas de estas tareas es mejor que el de otras.

■ La medición de la tarea secundaria utiliza el concepto de capacidad de reserva que, si no está directamente relacionada con el desempeño de la tarea principal, será utilizada por la tarea secundaria (tiempo de reacción a la elección), la cual puede ser controlada y más fácilmente medida. El problema de este método es que, por lo general, la tarea secundaria parece artifi cial e intrusiva y que es difícil identifi car la forma en que el operador asigna prioridades al desempeño de ambas tareas.

■ Se piensa que las medidas fi siológicas (por ejemplo, la variabilidad del ritmo cardiaco, el movimiento de los ojos, el diámetro de las pupilas, los electroencefalogramas) responden al estrés impuesto por la carga de trabajo mental; a pesar de que por lo general no interfi eren con el desempeño de la tarea principal, el equipo necesario para medirlas lo puede hacer.

■ Se piensa que las medidas subjetivas agregan todos los aspectos de la carga de trabajo mental en un valor general simple (o en un promedio ponderado en varias escalas). Desafortunadamente, los reportes subjetivos no siempre refl ejan con precisión el desempeño real; también la motivación puede afectar signifi cativamente los valores.

sábado, 18 de febrero de 2017

RECURSOS DE ATENCIÓN (II)

Por otro lado, cuando un inspector clasifi ca manzanas en una banda transportadora, divide su atención entre la percepción visual de los defectos y tamaños de las manzanas, la toma de decisiones acerca de la naturaleza del defecto y el tamaño de la manzana, con referencia a la memoria y a las imágenes almacenadas a partir del entrenamiento que recibió, y los movimientos de las manos para quitar las manzanas dañadas y clasifi car por tamaño las que están en buen estado en los contenedores apropiados. A este último caso consistente en realizar varias tareas de manera simultánea también se le conoce como multitarea o compartición del tiempo. Debido a que los recursos cognitivos de la atención están relativamente limitados, la compartición de tiempo entre varias tareas probablemente dará como resultado un deterioro del desempeño de una o más tareas en comparación con una sola de ellas. De nuevo, puede resultar complejo mejorar el desempeño de la tarea en dichas situaciones, pero también se utilizan estrategias similares como las que se estudiaron en el caso de la atención enfocada. El número y grado de difi cultad de las tareas debe minimizarse. Es necesario que las tareas se realicen de la manera más disímil posible en términos de las demandas exigidas a la etapa de procesamiento de la fi gura 7.1. Mientras que una tarea de ensamblado manual sólo con instrucciones auditivas puede llevarse a cabo sin problemas, un músico que esté afi nando un instrumento tendrá problemas para escuchar comentarios verbales. Un método muy exitoso para explicar el desempeño del tiempo compartido con tareas múltiples es el modelo de recursos múltiples de Wickens (1984).

viernes, 17 de febrero de 2017

RECURSOS DE ATENCIÓN (I)

Los recursos de atención o, en términos más sencillos, la atención, se refi ere a la cantidad de capacidad cognitiva que se dedica a una tarea en particular o etapa de procesamiento. Dicha cantidad puede variar de manera considerable desde tareas de ensamble rutinarias y bien practicadas con reducidas demandas de atención hasta tareas relacionadas con el control de tráfi co aéreo que exigen un elevado nivel de atención. Además, esta capacidad cognitiva puede aplicarse de una forma muy directa, como en un punto específi co de una parte en particular del sistema de procesamiento de información del ser humano llamada atención enfocada, o, de una manera mucho más difusa a varias o a todo el sistema de procesamiento de información del ser humano, lo cual se llama atención dividida. Un ejemplo de la atención enfocada en la memoria de trabajo se podría presentar mientras un operador trata de recordar un código de procesamiento de consulta mientras lo ingresa en una máquina herramienta controlada por computadora. El enfoque de la atención puede mejorarse si se reduce el número de fuentes de información en competencia o las demandas del sistema de procesamiento de información del ser humano o si se separan dichas fuentes de la manera más distinta posible.

jueves, 16 de febrero de 2017

Ley de Fitts y procesamiento de información del movimiento

Fitts (1954), que aplicó la teoría de la información al modelado del movimiento del ser humano, fue quien desarrolló el índice de difi cultad para predecir el tiempo de los movimientos. Este índice se definió en función de la distancia del movimiento y el tamaño del objetivo en una serie de movimientos posicionales hacia y desde objetivos idénticos:

En una aplicación particularmente exitosa de la ley de Fitts, Langolf, Chaffi n y Foulke (1976) modelaron el movimiento humano realizado por diferentes extremidades a lo largo de un gran número de distancias, incluyendo objetivos muy pequeños, visibles sólo con la ayuda de un microscopio.
Sus resultados (vea la fi gura 4.14) arrojaron pendientes de 105 ms/bit para el brazo, 45 ms/bit para la muñeca y 26 ms/bit para el dedo. El valor inverso de la pendiente se interpreta, de acuerdo con la teoría de la información, como el ancho de banda de sistema motor. En este caso, los anchos de banda fueron de 38 bits/s para el dedo, 23 bits/s para la muñeca y 10 bits/s para el brazo. Esta reducción de las velocidades de procesamiento de información se explicó como resultado del procesamiento adicional de las articulaciones, músculos y unidades motoras. Como un detalle interesante, estos resultados son idénticos a la clasifi cación de movimientos de Gilbreth (vea la sección 4.2).

miércoles, 15 de febrero de 2017

Ejemplo Procesamiento de información del ser humano en una tarea de cableado

Un buen ejemplo de la cuantifi cación de la cantidad de información procesada en una tarea industrial fue presentado por Bishu y Drury (1988). En una tarea simulada de cableado, los operadores movían un punzón hacia la terminal o ubicación sobre un tablero de control, conformado por cuatro placas diferentes, cada una de las cuales tenía ocho posibles componentes. Cada área de componentes estaba dividida en 128 terminales con un arreglo de ocho columnas y 16 fi las. La tarea más compleja involucraba las cuatro placas (log2 4 = 2 bits de información), los ocho componentes (3 bits), ocho columnas (3 bits) y 16 fi las (4 bits) todo lo cual constituía una complejidad total de 12 bits (suma de 2, 3, 3 y 4). A partir de este panel de control, se pueden construir otros de menor complejidad mediante la reducción del número de placas, componentes, columnas y fi las. Una tarea de baja complejidad sólo involucra dos placas (1 bit), cuatro componentes (2 bits), cuatro columnas (2 bits) y 8 fi las (3 bits) para dar una complejidad total de 8 bits (la suma de 1, 2, 2 y 3). También se consideraron otras tareas de complejidad intermedia.
Los resultados fi nales mostraron una relación lineal entre el tiempo de procesamiento de la información (cableado simulado o colocación) y la complejidad de la información de la entrada (vea la fi gura 7.6). Mediante el uso de la ley Hick-Hyman, esta relación puede expresarse como
Por lo tanto, a medida que aumenta el número de alternativas para realizar la tarea, también reincrementa la carga informacional en la unidad central de proceso del operador humano así como el tiempo correspondiente del desempeño de la tarea. Observe que en este caso de la vida real de una tarea compleja, la intercepción no siempre es un valor positivo correspondiente al simple tiempo de reacción.

martes, 14 de febrero de 2017

EJECUCIÓN DE LA RESPUESTA (I)

La ejecución de la respuesta depende fundamentalmente del movimiento humano. En el capítulo 4 se pueden encontrar más detalles acerca del sistema músculo-esquelético, el control motor y el trabajo manual. Observe que la Tarea de golpes de Fitts (vea la fi gura 7.7) es una simple extensión de la ley de Hick-Hyman respecto al movimiento y también un ejemplo de un compromiso velocidad-precisión con relación al tamaño del tiempo del objetivo y del movimiento. Las aplicaciones específi cas de las respuestas respecto a los controles y a la operación de las máquinas y otros equipos se estudian en el capítulo 5.


lunes, 13 de febrero de 2017

TOMA DE DECISIONES Y SELECCIÓN DE LA RESPUESTA (IV)


Observe que cuando sólo existe una opción (por ejemplo, cuando aparezca la luz, presione el botón), H = 0 y el tiempo de respuesta es igual a la intercepción. Esto se conoce como el tiempo de reacción simple, el cual puede variar en función al tipo de estímulo (los tiempos de reacción de la audición son de alrededor de 40 ms más rápidos que los tiempos de reacción visual), la intensidad del estímulo y el estado de preparación de la señal.
Los tiempos de reacción a la elección general también varían de manera considerable debido a una gran cantidad de factores. A medida que crece la compatibilidad (vea también la sección 5.3) entre el estímulo y la respuesta, la respuesta será más rápida. A medida que hay más práctica, la respuesta será más rápida. Sin embargo, a medida que el operador trate de responder más rápido, será mayor el número de errores. De manera similar, si existe un requisito que establezca una presión muy elevada (por ejemplo, en el control del tráfi co aéreo), el tiempo de respuesta se extenderá. A esta relación inversa se le conoce como compromiso velocidad-precisión.

El uso de dimensiones múltiples, otra forma de redundancia, puede también reducir el tiempo de respuesta en la toma de decisiones; o, de forma contraria, si hay información en confl icto, el tiempo de respuesta va a ser más extenso. Un ejemplo clásico es la Tarea color-palabra de Stroop (Stroop, 1935), en la cual se le pide al sujeto que lea una serie de palabras que expresan colores lo más rápido que pueda. En el caso de redundancia de controles, si se le muestra tinta roja y el operador emite la palabra rojo, el sujeto emitirá una respuesta rápida. En el caso confl ictivo, si se le muestran las letras con tinta roja y el operador emite la palabra azul, el tiempo de respuesta se ampliará debido a
confl ictos semánticos y visuales.