sábado, 11 de febrero de 2017

TOMA DE DECISIONES Y SELECCIÓN DE LA RESPUESTA (II)

Desafortunadamente, por lo general las personas utilizan una gran variedad de guías heurísticas para tomar decisiones, en cuyo caso una gran cantidad de sesgos pueden infl uir sobre la manera en la que buscamos información, asignamos valores a las salidas y tomamos decisiones generales. Una breve lista de dichos sesgos se puede deducir a partir de Wickens, Gordon y Liu (1997):
■ Se utiliza un número limitado de claves o fragmentos de información.
■ Se le da un peso excesivo a las primeras claves.
■ A las últimas claves no se les presta atención.
■ A las claves prominentes se les asigna un mayor peso.
■ Toda la información se pondera equitativamente sin que importe el peso verdadero.
■ Se genera un limitado número de hipótesis.
■ Una vez que se ha seleccionado una hipótesis, se suprimen las últimas claves.
■ Sólo se vislumbra la información de confi rmación para las hipótesis seleccionadas.
■ Sólo se selecciona un número reducido de respuestas.
■ Se le otorga más importancia a las pérdidas potenciales que a las probables ganancias correspondientes.
Mediante la comprensión de estos sesgos, el ingeniero industrial puede presentar información de una mejor manera y establecer el proceso general para mejorar la calidad de la toma de decisiones y minimizar errores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada