martes, 7 de febrero de 2017

MEMORIA (II)

Contrariamente a la memoria de largo plazo, la memoria de trabajo representa un medio de almacenamiento temporal de información o de conservarla activa mientras es procesada para obtener una respuesta. Por lo tanto, a veces se le conoce como memoria de corto plazo. Buscar un número telefónico en el directorio y retenerlo hasta que éste haya sido marcado y encontrar un código de procesamiento en una lista y teclearlo en el tablero de control de una máquina representan buenos ejemplos de la memoria de trabajo. La memoria de trabajo tiene límites en cuanto a la cantidad de información y la longitud del tiempo que pueden conservarse los datos.

El límite superior de la capacidad de la memoria de trabajo es de aproximadamente 7 ± 2 números, a lo cual se le conoce a menudo como la regla de Miller en honor al psicólogo que la defi nió (Miller, 1956). Por ejemplo, recordar los 11 dígitos 12125551212 sería muy difícil si no es que imposible.
La capacidad de recordar puede mejorarse mediante la fragmentación, es decir, el agrupamiento de números similares. Cuando los números que se mencionaron con anterioridad se agrupan como 1-212-555-1212, se pueden recordar mucho más fácilmente como tres grupos (el 1 es el estándar
para llamar de larga distancia). De manera similar, mediante el ensayo o la repetición mental de los números, lo cual consume más recursos adicionales de atención (vea la fi gura 7.1) de la memoria de trabajo, se puede mejorar la capacidad de recordar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada